Bienvenida

DESDE FEBRERO 2010. GRACIAS POR TU VISITA Y , POR FAVOR, DEJÁ TU COMENTARIO ¡Me encantan!
SINCE FEBRUARY 2010, THANK YOU FOR YOUR VISIT, PLEASE LEAVE YOUR COMMENTS, I love them!

jueves, 30 de enero de 2014

"ustedes, los que pisotean al indigente"

Grupo de Curas en la Opción por los Pobres con Juan Manuel yCarlos Navarta
A la opinión pública y nuestras comunidades.

Intentando caminar la realidad desde el lugar del pobre, nos dirigimos a nuestro pueblo creyente y a toda la sociedad para decir unas palabras sobre el aumento del dólar y el temor a la crisis económica, las opiniones de los economistas en los medios y lo que parte de la prensa llama "el fin de un ciclo" pretendiendo que el actual gobierno literalmente "se vaya".

Como grupo de curas en la opción por los pobres, estamos convencidos que los grupos dominantes no tienen aprecio por la democracia ni amor a la Patria. Más bien nos parece que le interesan las ganancias que puedan hacer aún a costa de perjudicar a otros y al país. El mundo es cada vez más desigual, en parte porque los grupos económicos y financieros "utilizan" los mecanismos democráticos para ponerlos en función de sus ganancias. Presionan a los gobiernos para que hagan con la economía lo que más los beneficia a ellos aunque perjudiquen al trabajador, al pobre, al ciudadano común; además de aquellos que ven insoportable que los pobres tengan acceso a bienes como computadoras, vacaciones, o una mejor calidad de vida.

En Argentina sabemos bien de qué se trata esto. Ya nos pasó cuando esos grupos poderosos lograron hacer de la economía lo que ellos querían: poco después el país se incendió. Tras el incendio, vino la retirada luego de saquear el país, vaciarlo y quebrarlo en exclusivo beneficio propio

A esta película ya la vimos en 1976, 1982, 1989 y 2001: grandes transferencias de capital para los sectores concentrados a costa de los ingresos del resto de la sociedad. Aumentos de precios, congelamiento de sueldos, pobreza, desempleo, cierre de fábricas, desnutrición infantil y tantos otros males para los pobres y beneficios para los ricos. Pero el país no desapareció. Con el tiempo y muchos sacrificios, el pueblo trabajador va resurgiendo. Y como si subiéramos por un palo enjabonado, cuando estamos llegando a una razonable estabilidad, nos quieren hacer resbalar de nuevo.

Ayudados por sus cómplices de ciertos medios de comunicación que nos meten miedo -y también de la mala memoria de tantos- volvemos a ver en las pantallas o leer en los diarios declaraciones de Daniel Marx, Domingo Cavallo, José Luis Espert, Aldo Pignanelli y tantos "iluminados" del neoliberalismo de los años '90 que nos resultan preocupantes. Banqueros, empresarios petroleros, exportadores agro-ganaderos, políticos y sindicalistas sin escrúpulos, sumados a los medios formadores de opinión parecieran querer hacer todo lo que esté a su alcance, siempre poderoso, para que el país se incendie.

Ya conocemos las consecuencias: pobres cada vez más pobres a costa de ricos cada vez más ricos. Muchos de estos poderosos que presionan al gobierno para que haga lo que ellos quieren nos hace acordar al texto bíblico de Amós donde el profeta critica duramente a los comerciantes sólo interesados en acumular dinero desentendiéndose de Dios, de la justicia y de los pobres:

“Escuchen esto, ustedes, los que pisotean al indigente para hacer desaparecer a los pobres del país. Ustedes dicen: «¿Cuándo pasará el novilunio para que podamos vender el grano, y el sábado, para dar salida al trigo? Disminuiremos la medida, aumentaremos el precio, falsearemos las balanzas para defraudar; compraremos a los débiles con dinero y al indigente por un par de sandalias, y venderemos hasta los desechos del trigo». El Señor lo ha jurado por el orgullo de Jacob: Jamás olvidaré ninguna de sus acciones” (Amós 8,4-7)

El Papa Francisco ha denunciado, durante la audiencia general de este miércoles, que hay familias que no tienen para comer porque tienen que pagar la hipoteca a los "usureros", algo que considera una "plaga social". La usura, la especulación, la estafa a la buena voluntad de la gente trabajadora, son injustas e inhumanas, nos dice el Papa (29/1/2014). Tampoco olvidarnos que muchos de estos especuladores, banqueros, terratenientes, empresarios y partidarios de una economía en la que el Estado no se meta, se dicen cristianos y tienen amistades entre los obispos y sacerdotes.

Como grupo de curas queremos hacer llegar a la sociedad entera nuestro más profundo rechazo a los movimientos especulativos con el dólar, los aumentos malintencionados de los precios y a los que intentan crear una sensación de que el gobierno se tiene que ir o que debe quedar mortalmente herido, para no volver. Hay un gobierno elegido legítimamente que debe terminar su período constitucional. Eso no quiere decir que no haya errores. El gobierno deba analizar y aplicar las mejores soluciones para los problemas que se presentan. Pero este período finaliza en diciembre de 2015 y no aceptaremos ningún tipo de extorsión para que finalice antes de esa fecha. Ya aprendimos de nuestra historia. Los problemas deben resolverse con las herramientas de la democracia y no por fuera.

Y esperamos que el gobierno nacional y los medios verdaderamente independientes digan los nombres de los responsables de los aprietes con el dólar y los precios para que los argentinos podamos resistir, defender nuestra democracia y tener memoria.

Grupo de Curas en la Opción por los Pobres
Enero 2014